Incendios detectados desde MODIS entre el 15 y el 22 de agosto del 2019

 NASA

Con la temporada de incendios en el Amazonas acercándose a su punto medio, los científicos que utilizan satélites de la NASA para rastrear la actividad de incendios han confirmado un aumento en la cantidad e intensidad de incendios en la Amazonía brasileña en 2019, convirtiéndolo en el año de incendios más activo en esa región desde 2010.

La actividad de los incendios en el Amazonas varía considerablemente de un año a otro y de un mes a otro, debido a los cambios en las condiciones económicas y el clima. Agosto de 2019 se destaca porque ha traído un aumento notable en los incendios grandes, intensos y persistentes que se queman a lo largo de las carreteras principales en el Amazonas brasileño central, explicó Douglas Morton, jefe del Laboratorio de Ciencias Biosféricas en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. Si bien la sequía ha jugado un papel importante en la exacerbación de los incendios en el pasado, el momento y la ubicación de las detecciones de incendios a principios de la temporada seca de 2019 son más consistentes con la limpieza de tierras que con la sequía regional.

"Los satélites son a menudo los primeros en detectar incendios que se queman en regiones remotas del Amazonas", dijo Morton. La herramienta principal de la NASA para la detección de incendios desde 2002 han sido los instrumentos del Espectrorradiómetro de Imágenes de Resolución Moderada (MODIS) en los satélites Terra y Aqua.

En este punto de la temporada de incendios, las detecciones activas de incendios MODIS en 2019 son más altas en la Amazonía brasileña que en cualquier año desde 2010. El estado de Amazonas está en camino de registrar una actividad récord de incendios en 2019.

Morton señaló que las estadísticas de actividad de incendios de 2019 distribuidas por la NASA y el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) de Brasil están de acuerdo. "El INPE también utiliza datos de incendios activos de los sensores MODIS de la NASA para monitorear la actividad de incendios en la Amazonía brasileña", dijo Morton. “Como resultado, la NASA y el INPE tienen las mismas estimaciones de cambios en la actividad reciente de incendios. Las detecciones MODIS son más altas en 2019 que en este momento el año pasado en los siete estados que comprenden la Amazonía brasileña”.

Las detecciones de incendios MODIS son analizadas por el proyecto Global Fire Emissions Data Base, que incluye a Morton y colegas de la Nassa Goddard, la Universidad de California, Irvine, la Vrije Universitiet Amsterdam. Con los años, el equipo de GFED ha procesado 17 años de datos satelitales de la NASA para comprender mejor el papel del fuego para los cambios en el sistema de la Tierra. Su análisis de sur de la Amazonía incluye partes de Brasil, Perú y Bolivia que típicamente ven incendios entre julio y octubre.