La lucha contra la privatización del agua fue destacada durante el aniversario del martirio de San Romero, conmemorado el sábado 23 y el domingo 24 del presente mes, por la Iglesia Católica.

San Romero, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 en la capilla del Hospital La Divina Providencia, por un francotirador. Se considera que el autor intelectual es Roberto d'Abuisson, un militar retirado, ya fallecido, fundador de los escuadrones de la muerte en El Salvador. Tras 39 años de asesinado, en esta conmemoración se utiliza por primera vez el apelativo de San, ya que Monseñor Oscar Arnulfo Romero fue elevado a los altares el el 14 de octubre de 2018.

Previo a la misa solemne, el Cardenal Gregorio Rosa Chávez, dijo que San Romero, "hubiese tenido la misma postura que el papa Francisco con el tema del agua, que es un derecho humano, no una mercancía".

Agregó que "no tiene ningún sentido privatizarla y creo que esa lucha [contra la privatización del agua] se va a ganar.

Por su parte William Iraheta, Obispo de Santiago de María, cuna de San Romero, el ofrecer la misa tras la "Peregrinación de la Luz", comentó sobre las "fuerzas políticas" para privatizar el agua que "no debemos confiarnos ni equivocarnos".

Señala que "la injusticia está incrustada en las diferentes instituciones que se han dedicado a proteger los derechos de sus dueños", en clara alusión a la Asamblea Legislativa, que en el recién pasado 18 de marzo aprobó un articulado de la Ley de Aguas que deja en manos del sector privado la dirección del enter rector del agua.

Asimismo, el padre Juan Vicente Chopin, quien ofreció la misa en la capilla en la que fue asesinado San Romero, en conmemoración  del "Trigésimo Noveno Aniversario Martirial de San Oscar Arnulfo Romero", resaltó la encíclica del papa Francisco "Laudato Si", referida al tema ambiental.

"En sintonía con el papa Francisco, no estamos de acuerdo que en el ente rector que administre el recurso hídrico esté la empresa privada, porque, como ha dicho Su Santidad, el afán de poder y tener no reconoce límites", dijo.

Afirmó que "en este sistema de fagocitarlo todo, cualquier cosa que sea frágil como el medio ambiente queda indefenso a los intereses del mercado".

"No podemos permitir a la empresa privada en el ente rector porque ellos por naturaleza, buscan obtener la mayor cantidad de ganancia con la menor inversion posible y siempre la verán como una mercancía", dijo.

 Por su parte el arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas, pidió a los diputados retomar la denominada "Ley General del Agua", propuesta por la Universidad Católica, la Iglesia y la Procuraduría para los Derechos Humanos en el 2006, en la que el ente rector de la autoridad hídrica será de carácter público/estatal.

Esta propuesta de ley ya tenía aprobados 92 artículos en la Asamblea Legislativa, pero fue desechada para darle paso a la propuesta de ley de la empresa privada.

Monseñor Alas, reiteró el compromiso de la Iglesia "porque se apruebe la Ley General del Agua".

 

Néstor Martínez

Edítor de Vozs